jueves, 18 de mayo de 2017

La vidente

Microrrelato con el que participé en el "II certamen de microrrelatos IASA ascensores" y cuyo requisito temático consistía en que debía aparecer en el texto, como frase o parte de una frase, "maldito escalón".


Nunca he creído en videntes, pero ahí me encontraba, sentado ante ella. Felipe, con quien comparto piso y amistad, me la recomendó. 

Cuando, tras la sesión, me hallé de nuevo en el rellano de esa escalera tan lúgubre y sin ascensor, pensé que no debía haberlo hecho.  

Bajé los cinco pisos saltando los peldaños de dos en dos. Quería llegar cuanto antes a la calle y olvidar lo que me había dicho: “te espera algo muy duro”.

Sólo unos segundos después comprendí que aquella mujer no había errado en su predicción. Lo que me esperaba era una fractura de tibia y peroné y varias costillas rotas. Maldito escalón.


45 comentarios:

  1. Le espera algo muy duro, y se cae por la escalera jaja

    Con tal de darle sabor a la rutina, la gente quiere ver coincidencias mágicas en todos lados. La vida en la Tierra ya es de por sí una coincidencia maravillosa y nadie se asombra por ello. En cambio los videntes aciertan en una de cada diez en cuestiones triviales, y todos se vuelven locos.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julio David. Materialmente, no hay nada más duro que un escalón de piedra, jaja.
      Uy sí, yo he visto buscar interpretaciones rocambolescas a cifras, fechas, acontecimientos, etc. que, para mí, son fortuitos, casuales. Si nos propusiéramos hallar una aparente relación entre sucesos acontecidos en momentos y lugares distintos, seguro que hallaríamos algo. Hay toda una historia sobre las muertes de los presidentes de los EEUU, Abraham Lincoln y John F. Kennedy, que pretende hacer creer que tuvieron muchos puntos en común. Hay quien, como bien dices, para darle color o sabor a la rutina, se entretiene en cualquier cosa que llame la atención.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me encantan estos retos de tener que meter una frase en un relato, o hablar de algo que se te pida.
    Yo los hago en un foro de poesía en el que participo, y los ponen todos los meses con una estrofa del poema de algún poeta clásico, para que se introduzca los versos que se quieran en el trabajo que haga cada cual.
    Me ha gustado mucho este que has hecho, pues no era la frase en si, sino la intención, ¡bravo!
    Un placer, y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el taller de escritura al que asistí tiempo atrás, también se utilizaba este sistema para provocar la inspiración.
      Me alegro que este ejercicio, convertido en microrrelato, te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Qué bueno, te deseo muchísima suerte, a mí particularmente me ha gustado mcuho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gemma. Pues la suerte se escapó por el aire o tropezó en ese maldito escalón, porque hoy he sabido que este relato no figura entre los finalistas. De ahí que lo haya publicado aquí. Claro que han concursado más de 5.000 relatos y supongo que, de entre tanto pretendiente, han habido relatos mucho mejores que el mío.
      Aun así, me alegra que te haya gustado. Visto en frío, reconozco que no tiene muchas pretensiones literarias. Es más bien un texto con una cierta carga irónica y con intención de entretener.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola, Josep, pues a mí me ha gustado mucho. Bien resuelto y sin forzar la historia. Habrá que intentarlo en la próxima. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen, me alegra que te haya gustado. A ver qué tal me va con el resto de concursos a los que me he presentado en lo que va de año, pero mi trayectoria hasta el momento no es para tirar cohetes, en todo caso un petardo, pues solo gané uno el año pasado. De todos modos, lo hago más por distracción que por otra cosa, aunque no voy a negar que he elegido los que mayor recompensa económica ofrecen, jeje. Así, de paso...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. interesante relato que ha sido un placer leer Josep , desde mi blog de horas rotas cordiales saludos. j.r.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Ramón. Bienvenido a este rincón y gracias por dejar tu comentario. Me alegro que te haya gustado este micro. Me pasaré por tu blog con mucho gusto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Divertido, Josep, no me lo esperaba y me quedé de piedra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Espero que, una vez repuesta de la sorpresa, vuelvas a tu estado original, de lo contrario me perdería tus estupendos relatos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Yo participé pero en la edición de hace un par de años jeje, así que eso capto mi inmediato interés por echarle un vistazo. Si no recuerdo mal, "maldito escalón" era lo que había que usarse este año, ¿no? Buen texto con su correspondiente dosis de humor negro jeje. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, José Carlos, ese maldito escalón tenía que haberme inspirado lo suficiente para optar al premio pero, por lo visto, yo también tropecé aunque, por fortuna, he salido indemne, jeje
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ay Josep Mª me has hecho reír con esa vidente y el escalón de piedra, desde luego se tendrá que ir con cuidado con ellas.
    Y a pesar de tropezar en el concurso te ha quedado un micro de lo más interesante. Felicitaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mujer, en cierto modo, acertó, aunque no supo definir en qué consistiría la dureza con la que tropezaría nuestro desventurado amigo, jeje. Así que las predicciones hay que tomarlas con mucha cautela.
      Me alegro que mi escalón te haya gustado, Conxita, eso es lo que cuenta.
      Besos.

      Eliminar
  9. Muy acertado el relato para meter esa frase "Maldito escalón" entre tantos relatos quien sabe los que se fijaron en estas letras. Muy bueno, lo importante es participar y estar dispuesto a escribir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mamen, por tus palabras.
      Ciertamente, aunque uno se presente a los concursos con la ilusión de ganar, lo importante es participar, sobre todo si luego tus lectores habituales te dicen que les ha gustado. Siempre es un alivio, un premio de consolación, jeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. De vez en cuando las videntes y los echadores de cartas también aciertan. O eso, o que nos predisponemos con sus predicciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces incluso yo he acertado en mis predicciones. Quizá debería dedicarme a esto, jeje
      Mucha gente cree lo que quiere creer y cualquier banalidad o afirmación ambigua la interpretan a su gusto. Todos nos hemos encontrado alguna vez en la vida con un obstáculo duro de salvar y hemos tenido algún tropiezo. El del protagonista, sin embargo, fue de lo más literal.
      Un abrazo, Francisco.

      Eliminar
  11. No hay nada que más llame al peligro que huir de él. Muy bueno, Josep.
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Mª Jesús, hay que saber afrontar el peligro de cara y no huir de él a ciegas.
      Muchas gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Me ha gustado mucho Josep Mª! Pobre protagonista, ese "maldito escalón" le ha costado algo muy duro, sin duda, jejeje. Hace tiempo participé en el mismo certamen, con la frase: "Elevamos sueños". Y del micro que presenté nació un relato del blog al que le tengo mucho cariño, el del aniversario del primer año. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramón! Me alegro que te haya gustado esta pequeña narración. Veo que ya somos tres los que hemos participado en este certamen. Veremos cuál será la consigna para la próxima edición. ¿Quizá "fuera de servicio"?
      Yo también acabo publicando en este blog todos los relatos con los que he participado en un concurso y que no han recibido premio, así que, a este ritmo, tengo una buena reserva esperando ver la luz aquí, jeje
      ¿Ese relato tuyo puede leerse todavía en tu blog? ¿De qué fecha es? Me gustaría poder leerlo.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Josep María! Es el primer aniversario del blog. No te pongo el enlace por no hacerte Spam pero lo puedes encontrar en la sección Sobre mí, y se llama Especial: Un año de Seres de Luz Blog ; )

      Eliminar
  13. Mira por eso a mi no me gusta ir a videntes, ni que me echen las cartas ni nada de eso porque no me fío y no creo en esas cosas, y no vaya a ser que me pase lo de la protagonista de tú relato, deja deja que no es plan.
    Muy buen relato Josep Mº un abrazo. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Mejor ser prudente y no ponerse en manos de adivinadores. Muchas veces es peor el remedio que la enfermedad. Y si no, que se lo pregunten al protagonista que esta historieta.
      Muchas gracias, Tere, por tu lectura y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy bueno. Yo también participé en ese concurso.
    Esos malditos escalones.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Tendré que decir aquello de "mal de muchos..."
      Siempre hay que ir con cuidado con los escalones. Un traspié puede dar al traste con todo.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Una buena vidente, sí señor. Al menos en este caso y para poca fortuna del protagonista, acertó. Maldito escalón y maldito acierto jajajaja.

    Muy ocurrente, Josep. Veo que te vas animando con los micros, ¡genial!

    Un abrazo y feliz lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo añadiría maldito micro, jeje
      A pesar de lo que puede parecer a algunos, no es un género (si puede llamarse así) fácil. Decir algo interesante y con final sorprendente con tan pocas palabras tiene su enjundia. NO lo practico con frecuencia, debido a mi naturaleza "rollista" que me lleva hacia textos más largos, donde puede explayarse más a gusto. Salvo algunos casos en los que ha picado el gusanillo, a modo de prueba, normalmente, como es el caso, los escribo para participar en un certamen de microrrelatos. Hasta ahora solo he logrado que me publiquen algunos en unas antologías que publican las entidades organizadoras, una forma como otra de hacer negocio.
      Muchas gracias, Julia, por tu comentario.
      Un microabrazo.

      Eliminar
  16. JAJAJA

    ¡Qué maravilla! Espero que te fuera bien, porque el micro es fenomenal. Me gustan mucho, ¿sabes? y me parecen de lo más complicados de escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, Holden, no me fue bien, pues ni siquiera quedó entre los no-sé-cuantos finalistas.
      Creo que ese maldito escalón me hizo tropezar también a mí, jeje
      Me alegro que, por lo menos, haya gustado a mis lectores habituales, vosotros, y eso ya me vale, y mucho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Muy bueno Josep Maria, :)
    Un poco predispuesto si que iba a que le pasara algo malo, jeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene!!!
      Me alegro tenerte de nuevo por estos lares después de tanto tiempo de ausencia.
      Yo creo que todo aquel que va a consultar a un/a vidente esté predispuesto a creerse cualquier cosa y, de un modo u otro, a que le ocurra. Lo que no contó es que ese maldito escalón sería la causa de su problema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Pues sí que fue grande la caída para todas esas roturas, una vidente muy sabia porque tanto el escalón como su recuperación iba a ser algo "muy duro".
    Buenísimo tu micro, Josep Mª.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el pobre hombre tenía mucha prisa en salir de allí y, claro, las prisas son malas consejeras y un escalón es un enemigo de cuidado.
      Muchas gracias, Chelo, por tu visita y tu comentario. Me alegro que te haya gustado. Ojalá le hubiera gustado igual a los miembros del jurado, jeje.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Es lo que tienen las predicciones de algunas videntes, que son tan ambiguas que se pueden adaptar a cualquier situación. Casi es de agradecer que la casa de la susodicha no tuviera ascensor, porque si se llega a caer, el duro suelo hubiera sido fatal.
    Genial uso de ese "maldito escalón".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, son predicciones pluriinterpretativas. Cada interesado la traduce a su antojo y así nunca fallan. En este caso, de haber tenido la casa ascensor, podría haberse dicho lo de la película protagonizada por Humphrey Bogart: más dura será la caída, jeje
      Dicho sea de paso, me alegro que finalmente hayas podido subsanar los problemas para contactar. Qué hubiera hecho yo sin tus comentarios! :))
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Aunque no creo en videntes, en este caso acertó. Me ha encantado tu microrelato Josep. ¿Denunciaría el accidentado a la comunidad por el mas estado del maldito escalón?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi,
      Yo tampoco creo en videntes pero hay quien no sabe tomar una decisión importante sin consultarlos y luego pasa lo que pasa, que tienen un tropiezo como el de nuestro protagonista.
      Pues mira, no había caído en la posibilidad de denunciar a la comunidad de vecinos. Por lo menos se resarciría del mal trago, jeje
      Muchas gracias por venir a leerme y dejar tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Suerte en el concurso parece que no ha tenido, pero desde luego ha conseguido sacar una sonrisa a tus lectores, Josep María. Eso sí, dado el negro augurio parece que la rotura de la pierna casi es pecata minuta para lo que podría haberle pasado, je,je,je... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se me olvidó, David, consultar a una vidente antes de presentarme al concurso. Quizá si me hubiera anticipado que me esperaba algo muy duro, no me hubiera arriesgado, jajaja.
      Y, evidentemente, hubiera podido ser peor, así que puede darse por satisfecho que solo fue un tropiezo y que sus fracturas sanarán. Quien no se conforma es porque no quiere.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Muchas gracias, Lana. me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar