sábado, 2 de abril de 2016

Microrelato de amor novecentista

Y tras el breve paréntesis, vuelta al romanticismo de antaño, con un microrelato surgido del baúl de los recuerdos
 


Nunca experimentó gozo más efímero que cuando vio que en sus ojos risueños el reflejo de la sorpresa mudaba en el del hastío más desalentador.

Nunca una mirada acabó siendo tan dolorosa, produciéndole un hondo pesar. Él, que esperaba con anhelo mostrarle, de viva voz y no con su ya gastada pluma, cuán profundos y sinceros eran sus sentimientos, sintió al instante una terrible punzada en el costado.

La mirada de indiferencia de su amada, salpicada de desdén, fue la lanza que le hirió mortalmente.

La muerte, sin embargo, no fue instantánea, como hubiera deseado. Le sobrevino, tras una larga agonía, el día en que volvió a verla, feliz y radiante, luciendo, del brazo de su peor enemigo, un bellísimo vestido de novia.
 
 

30 comentarios:

  1. Ohhh que traición más grande. Que pena en tan solo unas líneas.
    Precioso.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las traiciones en el amor suelen ser las más dolorosas.Muchas gracias, María, por la visita y tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Corto pero como siempre intenso, y no hay mas dolor para el amor que ver como alguien a quien amas se va con otro, eso es la muerte letal para el amor y el corazón, muy bien descrita en tu microrelato. un abrazo y buen fin de semana.TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La brevedad debe ir acompañada de intensidad, como en un beso.
      Como dice a canción "morir de amor", escrita por Perales y cantada por Miguel Bosé:
      Que tu ausencia es mi dolor
      Que yo sin tu amor me muero
      Ahora ya no se muere de amor o por amor, pero por muchos años que pasen, cuando se pierde un amor, uno se muere un poco por dentro.
      Un abrazo y gracias por leerme y comentar.

      Eliminar
  3. Un buen relato con sabor romántico que comprimes en una micronarración muy solvente. Se lee con interés.

    Hay un libro que se titula "Mujeres que aman demasiado", pero en este caso habría que referirlo al varón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, José Luis, por acercarte a leerme y dejar tu comentario.
      Este relato fue también fruto de un reto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué traicionera es, a veces, la vida... Breve pero intenso relató el tuyo, me gustó!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel,
      Me alegra tener una nueva visita a este blog.
      La rivalidad en el amor trae siempre malas consecuencias para alguno/a de los amantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ayyyyy cuánto dolor!!!!
    Yo jamás haría eso por nadie, mi miedo a la muerte y mi orgullo me lo impedirían,jejeje.
    Un abrazo y un micro genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siglo XIX las historias de amor y de pasión se vivían, al menos en los libros, de un modo más trágico.
      Muchas gracias, Marigem, por tu visita y tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Un micro delicioso, Josep, con todos los ingredientes necesarios para transportarnos a otra época. Entoncs sí que podía morirse de amor con toda propiedad :))

    Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Sí. ¿Dónde están las damas de las camelias hoy en día? ¿Es que ya nadie se muere de amor? Por fortuna, no, mi querida Julia. Hoy la gente se muere por cosas más prosaicas: de hambruna, de miserias, de guerras. Eso sí que son una tragedias contemporáneas.
    No obstante, me he permitido retrotraerme tiempos pasados y centrarme en el género romántico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Josep, un triste microrrelato que narra una de las páginas del amor, cuando no es correspondido y hiere matando sin sangre. Muy bien descrito y en pocas palabras. Enhorabuena, amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un relato melodramático a la antigua usanza.
      Muchas gracias, Carmen, por pasarte y dejar tu amable comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hasta parte del lenguaje utilizado para relatar, me ha trasportado a esa época en la que todo era más apasionado, llevado hasta el éxtasis y la exaltación absoluta. duelos a muerte por "quítame allá unas pajas" o por el amor de una mujer... como también decía Danny Daniel.
    Estupendo micro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O "cruz de navajas por una mujer", como decían los de Mecano, aunque en este caso no hubo enfrentamiento físico. El candidato al amor de la joven dama sufre en silencio sin lucha alguna.
      Muchas gracias, Francisco, por dedicarme estas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. En pocas palabras has conseguido transmitir esa pena profunda, oh qué triste y hermoso micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a un relato triste se le da una pincelada de hermosura, parece que gana valor.
      Me alegro que te haya gustado aun teniendo un final infeliz para el protagonista. En un trío amoroso siempre hay alguien que sale perdiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Intenso micro, con esencia romántica de un desamor que produce herida profunda...
    Muy bonito Josep, me ha encantado esta frase: La mirada de indiferencia de su amada, salpicada de desdén, fue la lanza que le hirió mortalmente.
    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Elda. Seguro que si lo hubieras versificado tú, hubiera ganado en romanticismo.
      Muchas gracias por tu visita y por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. A las mujeres le gustan los hombres de acción. Se la ganó el que movió más y mejor sus piezas.

    Buen texto. Saludos, Josep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El candidato a ganarse el corazón de su amada, solo sabía escribirle cartas de amor (de ahí que su pluma estuviera tan gastada) pero no tuvo el arrojo o la aptitud suficiente para saber o atreverse a luchar por ella.
      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  13. uuffff que dolor me ha dolido hasta a mi y mas con quien fue eso se llama traición eso no es amor , por cierto muy bueno que como lo escribes me dejas así con ganas de mas de todas formas a mi estas escenas no soy muy amiga ajajajja siempre me gusta soñar !!! muy bueno un beso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema reside en que la joven no estuvo nunca enamorada del protagonista por mucho que éste se esforzara en conquistarla con sus cartas de amor. Ella se dejó cautivar por alguien quizá menos valioso como persona pero más decidido y perseverante como seductor.
      Historias como ésta las hay y las han habido siempre aunque con una pátina menos romántica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me encanta esta historia, creo que representa de alguna manera lo pasional que pueden ser algunos amores... en especial los adolescentes, con esas emociones tan intensas y agridulces que ya nunca volverán. ¡Muy buena Joep Mª!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Holden por tu visita y por tu comentario.
      Me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Vaya lindo tu microrelato, JOSEP, creo que es la primeva vez que te leo así.

    Por un momento pensé me había equivocado de blog al ver que has cambiado de diseño pero luego me he dado cuenta que no me perdí, que has cambiado de look, qué bonito te ha quedado.

    Te dejo aquí la pregunta que he respondido hace poco a uno de tus comentarios en mi blog, para que no tengas que ir allí, porque además, es que no sabías que yo respondía los comentarios, y sí respondo todos de todas las entradas, lo que pasa que no lo hago tan rápido como tú.

    Un beso.


    ¿Y por qué no me haces esa pregunta adicional que no forma parte del cuestionario? Precisamente yo siempre respondo las preguntas, lo que pasa que voy lenta porque sois muchos para responderos, y todavía me llego aquí, pero intento responder todas las entradas, y tú todavía sin enterarte ¿eh? y mira que te he respondido comentarios, pues nada, por lo que veo no debes de haber leído ninguna de mis respuestas, ainss qué penaaaa. Un abrazo enorme, JOSEP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!!!
      Me alegro que te haya gustado este microrelato romántico a la antigua usanza. Yo tengo mi "lado oscuro", jeje, aunque sí es cierto que normalmente publico otro tipo de textos. Sin embargo, no es la primera vez que publico relatos románticos (Lágrimas de color azul es un ejemplo reciente: post del 28-03-16).

      Disculpa si con mi comentario te he podido molestar o incomodar. Recibiendo como recibes tantos comentarios (a veces cientos) no es de extrañar que tardes en contestar. Yo es que soy muy impaciente y si al cabo de dos o tres días no veo ninguna respuesta a mi comentario pienso que ya no la habrá.

      La pregunta que me hubiera gustado hacerte es: ¿Qué fue lo que te motivó a elegir la poesía erótica como tema literario?

      Muchas gracias por tu presencia en este rinconcito dedicado a la imaginación.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Un micro que nos traslada a otros tiempos donde el amor y el romanticismo era un autentico drama cuando se es engañado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amores de antaño, situaciones que hoy en día no se dan, o por lo menos no del mismo modo. Hoy se va más directo, sin rodeos, sin penas reprimidas. Pero el amor no correspondido siempre será motivo de sufrimiento.
      Te agradezco enormemente este repaso tuyo a mis escritos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar