jueves, 13 de febrero de 2020

Futuro incierto

El relato que hoy publico en este espacio se presentó al XII Concurso de Microrrelatos sobre Abogados. El texto no podía exceder las 150 palabras y debía contener las cinco palabras siguientes: promover, crecimiento, inclusivo, empleo y productivo.
Tras dudarlo mucho, acabé presentándolo. El resultado era previsible. Si queréis conocerlo, id al pie del relato.



Eduardo tenía un buen empleo en una multinacional. Como abogado y director de Recursos Humanos, le encomendaron la misión de promover un espíritu de trabajo en equipo. De este modo, el sistema productivo sería mucho más eficiente. El crecimiento personal y profesional de los empleados tendría que ser el punto de partida. Tenía ante sí un reto que quería cumplir cuanto antes, según la encomienda recibida desde la dirección general. Necesitaba, pues, una idea innovadora. Tras meditarlo detenidamente, se le ocurrió un método inclusivo: recabar la opinión de todos sus empleados. Siempre había creído que la satisfacción de los trabajadores reside en hacerles partícipes de los objetivos de la Empresa.
Formó un equipo constituído por varios representantes de cada departamento para que llegaran a un consenso. Al cabo de tres meses de arduas discusiones, le presentaron una propuesta infalible: renovar el ochenta por ciento de la plantilla.

(147 palabras)


A los pocos minutos de acusar recibo de mi relato y agradecer mi colaboración,  me comunicaron que el jurado lo había desestimado por no cumplir los requisitos.
Debí imaginarlo: entre los abogados no abunda el sentido del humor.

36 comentarios:

  1. jaja, muy bueno. El texto era realmente bueno, y seguramente reunía los requisitos, pero son tiquismiquis oye

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiquismiquis o intransigentes. oO sé qué es peor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me encantan los retos que se crean con un determinado número de palabras ya seleccionadas. Y este además era complejo pues había que incluirlas en un texto muy corto. El final es genial: eso de renovar al 80 por ciento de la plantilla es muy ibérico ja, ja, ja. En fin, el jurado se lo pierde pero nosotros lo hemos disfrutado. Yo mucho :)
    Un fuerte abrazo Josep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel, por tu benigno comnetario, ja,ja,ja.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Coincido con Miguel: nosotros sí podemos disfrutarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos se lo pierden. Cuando sea un escritor famoso, se lo echaré en cara,;o sea nunca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bueno, nada por que preocuparse el relato es estupendo y las palabras están todas así que no sé porqué dijeron que no cumplía con los requisitos, jajaja.
    Me gusta mucho este ejercicio, yo he hecho algunos y la verdad es que es muy entretenido.
    Un abrazo Josep.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no me preocupa en absoluto, debo confesar que me sorprendió, aunque, como digo al principio, no lo tenía muy claro.
      Sí, estos ejercicios son la mar de entretenidos y provechosos. Me alegro que este te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Josep! ¿Quién puede entender a los abogados, je, je, je? La verdad es que nunca me ha dado por participar en este concurso, más que nada porque leyendo los micros ganadores de cada ediciones, puff... ¡qué malos suelen ser! Tanto que no me da demasiada credibilidad.
    En tu caso creo que cumple con todos los requisitos, salvo que me parece que es un concurso solo para abogados, aunque no me hagas caso.
    Tú micro me ha resultado muy apropiado y casi diría que enlaza muy bien con Rebelión en la granja. Y es que aunque todo comience con buenos propósitos como es el caso de este abogado, al final cada uno mira para lo suyo. Me da que esa renovación del 80% no incluirá a los representantes de cada departamento que la han votado, je, je, je... Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en las bases solo indican que puede participar cualquier ciudadano. Sí es cierto que cuando te inscribes debes seleccionar cuál es tu profesión. La mayoría de entradas tienen que ver con la abogacia, menos una titulada "Otros". Asi pues, yo soy de los otros, je,je.
      En cuanto al relato, por supuesto que el personal que interviene en la propuesta se ha autoblindado. Los inútiles y haraganes siempre son, por definición, los demás, ja,ja,ja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Jajaja,… en un principio pensé que lo que había que renovar era el 80% de la dirección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también. Me recuerda al chiste de la trainera que siempre pierde la regata. Para mejorar el resultado cada vez ponen más patrones e instrutores para dirigir la barca y menos remeros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. La verdad es que ni el sentido del humor ni del deber, ja, ja, ja. Nunca hay que fiarse mucho de alguien que puede trabajar tanto contigo como contra ti en el mismo momento.
    A lo mejor no querían que les dieras ideas a sus superiores y conservar su trabajo, je, je.
    Me gustó mucho, un lenguaje apropiado y una lección sobre lo que suele ser la vida, al final, el que dice que mira por nosotros lo hace si con ello puede mirar más para sí mismo.
    En fin, que con el tema este no hay fin, (XD), me gustó mucho y me alegro de que lo compartieras
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo faltaría darles ideas. Solo lo haría si me pagaran tanto como las minutas que cobran para no hacer casi nada, ja,ja,ja. Es broma, no se lo vaya a tomar mal algún lector abogado. Los hay muy majos, je,je.
      Muchas gracias, Pepe, por tu lectura y tu valoración.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Desde luego, amigo Josep, un buen microrrelato con mucha enjundia para introducir con sentido esos cinco términos y un argumento impecable, aunque el final es lo mejor de todo, para mi gusto.
    Por consiguiente está clarísimo el motivo de rechazarlo, esta panda de abogados (¿?), como ocurre con otros colectivos (colegio de médicos, de ingenieros, de...) de este país lo único que les interesa es el corporativismo y crearse una burbuja donde hacer de su capa un sayo... Y que salga el sol por Antequera o por donde les venga bien a ellos ¡claro!
    Y de sentido de humor ninguno, excepto el de sabandijas de cloaca.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El desenlace del relato es como la traca final de los fuegos de artificio: tremendo y sorprendente, ja,ja,ja. No sé cómo se lo habrán tomado los directivos de esa Empresa y, en particular, el director general, pero no puede negarse que parte de razón llevaría ese jurado examinador, no el que me ha tocado a mí en suerte, ja,ja,ja.
      Si los abogados pertenecientes al jurado discriminador esperaban una exaltación de su función en la sociedad, iban listos. Ni me lo plateé. Cada vez me resulta más difícil saber qué espera el jurado de un certamen. En la única entrega de premios a la que he asistido por ser unos de los afortunados, el ganador del primer premio me dijo que él iba acumulando relatos a medida que se le ocurrían y que luego elegía el más apropiado según la institución que covocaba el certamen. En este aspecto, yo sigo en la inopia.
      Está claro, Estrella, que no tienes una muy buena opinión de los señores letrados, seguramente motivada por alguna mala experiencia, je,je.
      Un fuerte abrazo y ¡¡A por ellos!! Ja,ja,ja.

      Eliminar
  9. Pues a mí me ha parecido estupendo, acertadísimo y la verdad es que esas cinco palabras son difíciles de encajar, pero tu lo has hecho maravillosamente. Si no les pareció bien...¡allá ellos! Nosotros ahora podemos disfrutarlo y valorar lo que merece la pena. Con el final diste bien en el clavo.
    Un abrazo, Josep

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se ve que no hay mal que por bien no venga. La desestimación de este relato por los sesudos abogados me ha permitido recibir vuestras alabanzas, je,je.
      Además, qué me importa a mí ganar 500 euros pudiendo recibir estos comentarios tan halagüenos, ja,ja,ja.
      Un abrazo, Rita.

      Eliminar
  10. No sé cuáles son los requisitos que no cumple. Trata sobre un abogado e incluye las palabras requeridas. Yo creo que los que no cumplen los requisitos son los del jurado: no tienen la mente suficientemente abierta y su sentido del humos como dices no supera el de los berberechos.
    Por si te sirve, a mí me ha gustado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que cumple rigurosamente los requisitos "oficiales". Los oficiosos ya no lo sé, todo son conjeturas, pero intuyo que el final no les ha parecido lo suficientemente serio para un certamen de esa naturaleza. Lo que más me extrañó es que ni siquiera pasara la criba inicial. Con no votarlo para pasar a la final era más que suficiente. Más bien parece que lo hayan considerado ofensivo.
      Si a tí y a todos los lectores os ha gustado, eso ya colma mis mejores expectativas. Que les den, ja,ja,ja.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Vaya palabras más feas y complicadas para incluir en un relato tan breve. Tu lo has hecho genial, el final es muy bueno jejeje...y cumple los requisitos, no entiendo porque no fue admitido,...debe ser que con la abogacía hemos topado mi querido Sancho ;) Gracias por compartir. Un abrazo enorme y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá eligieron esas palabras tan feas y complicadas para hacer honor al aspecto y forma de ser del jurado, ja,ja,ja. Mira cómo nos estamos explayando a su costa, je,je. Si leyeran nuestros comentarios, quizá nos acusarían de incitaciñon al odio, ja,ja,ja.
      Un fuerte abrazo y buen finde.

      Eliminar
  12. Si has cumplido con los requisitos y las palabras, no sé porqué lo han desestimado. ¡Pues a mi me ha gustado! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy muy cumplidor, Mamen, me lo tomo todo al pie de la letra. Al jurado no le habrá parecido bien, pero si a ti te ha gustado, me doy por satisfecho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. "¿Qué son trescientos abogados hundidos en el fondo del mar? Un buen comienzo." Jajaja

    El chiste no es mío, lo aclaro. Pero viendo cómo te han tratado con el dichoso concurso de marras, me ha venido de perlas.

    Un abrazo, Josep. Y no te desanimes, que ya sabes que los concursos no están hechos para nosotros. ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja. En catalán tenemos un refrán que dice: "Advocats i procuradors, a l'infern de dos en dos", que traducido al castellano (aunquw creo que se entiende perfectamente) es: "Abogados y procuradores, al infierno de dos en dos", je,je. Lástima que en la lengua de Cervantes no rime. Ojalá que si hay alguno de ellos que lee esto, tenga mucho más sentido del humor que los miembros o miembras del jurado que me ha expulsado del certamen, ja,ja,ja.
      Muchas gracias, Pedro, por los ánimos, pero ya estoy más que acostumbrado. El día que gane un primer premio me dará un infarto, así que será mejor seguir igual. Virgencita, virgencita, que me quede como estoy.
      Un abrazo, colega.

      Eliminar
  14. Jeje, muy buen micro, Josep. Irónico y muy acertado ese final 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta. Me alegro que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. ¿No te lo han aceptado?¿En serio? Pues vaya, se les ha visto el plumero.
    Ni tienen sentido del humor ni tampoco autocrítica. Ten cuidado, lo mismo hasta te ponen un pleito, que son muy gremiales.
    A mí me ha encantado, pero como no soy abogada, puede que mi opinión no sea válida.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio, Paloma. Pero si nos atenemos al final de micro, aunque sea irónico, no creo que deje mal al protagonista, sino a la empresa, que no dispone de empleados preparados para el reto qie debe afrontar, je,je. Quizá no les gustó que "mi abogado" no supiera tomar una decisión tan importante en tan breve periodo de tiempo y tuviese que delegar esa labor en sus empleados. Además, no se puede negar que el trabajo de los abogados no se suele distinguir por su agilidad, ja,ja,ja.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Opino lo que la mayoría: Es apto y es divertido. No creo que unos abogados tengan mucho sentido de la justicia según anda la justicia en este país de escalantes y cardamemos.
    Personalmente me ha gustado y ha descubierto una faceta novedosa en tí, por desconocida. ser escritor también de microrrelatos.
    Por mí tienes un 9 asegurado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya eres uno más que se alinea contra los picapleitos y a mi favor, je,je.
      Muchas gracias, Javier, por tu apoyo literario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. "Formó un equipo formado...". Ay, Josep jaja No quiero creer que por ese desliz, quizás, quedaste fuera, porque vaya a saber uno lo quisquilloso que puede ser un jurado. Que igual está bien pues nos ayuda a mejorar tras cada caida y portazo en la cara. A todos los que escribimos nos pasa y seguirá pasando, más si nos exponemos voluntariamente a la critica.

    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, cierto. Menos mal que te tengo a tí como miembro selecto de un parajurado literario, je,je.
      Corregido está. Quizá debería volver a intentarlo, ja,ja,ja.
      De todos modos, una cosa es no darle una buena puntuación por culpa de algún defecto de forma, que rechazar admitirlo a trámite. Fuera cual fuera el motivo, es muy cierto lo que dices. Quien osa presentarse a un concurso debe estar preparado para sufrir fracasos como este.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Es posible que no les interesara el tema tuyo por lo de renovar la plantilla un 80%, a mi me ha encantado sobretodo el final, el cual podrían aplicar en muuuuchas empresas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Conchi. ¡Pero si de ese modo la tarea del abogado y director de RRHH cobraría más relevacia!, ja,ja,ja.
      Muchas gracias por comentar, compañera.
      Un abrazo.

      Eliminar